Consejos

Una decisión importante

Me encuentro mucha gente que me dice “Tener un perro es caro y hay que estar pendiente de él, no sabía que fuera tan caro y tuviera que dedicarle tanto tiempo”, y yo les digo “Claro, tiene sus necesidades como nosotros”.

Antes de unir a nuestra familia un compañero perruno deberíamos pensarlo mucho, por desgracia los albergues están llenos de peques que por la falta de información, compromiso, y dedicación de su familia humana han sido abandonados. Deberíamos asesorarnos por un profesional (adiestrador o educador canino, no el vendedor) antes de comprar o adoptar uno.  

 

Estas son algunas de las preguntas que deberíamos hacernos antes de aumentar nuestra familia con un peque perruno:

– ¿Verdaderamente sé que necesidades tiene un perro? ¿Y este perro en particular?

– ¿Estoy dispuesto a cambiar mi rutina?

– ¿Estoy dispuesto a darle una buena alimentación y cuidados veterinarios (no solo las vacunas y desparasitarlo)?

– ¿Tengo el suficiente tiempo para dedicarle?

– Algunas veces tendré que cambiar de planes porque no tengo donde dejarlo, está malo, tiene miedo a los petardos, se está acostumbrando a quedarse solo y no puedo dejarlo tanto tiempo sin compañía…. ¿Estoy realmente dispuesto?

 

Es una decisión muy muy importante, ellos no pueden pagar tus errores, asesórate y piénsalo muy bien antes de dar el paso.